Ébano y Fénix se han quedado a vivir con Mónica y su familia