La protección de los animales empieza con la concienciación ciudadana, con las personas que no miramos hacia otro lado ante el maltrato animal. Pero el siguiente eslabón de la cadena son las fuerzas de seguridad. Es fundamental que la policía local, encargada de hacer cumplir las leyes de bienestar animal, esté formada en la materia y actúe de manera profesional.

En algunos ayuntamientos sensibilizados con la protección de los animales se están creando unidades especializadas dentro de la policía local. Es el caso de la Unidad de Protección Animal (UPAN) de la Policía Local de Burjassot, dirigida por la inspectora Araceli Pereira.

Fundada en 2010, la UPAN tiene diversas funciones como informar y asesorar a la ciudadanía, dar charlas educativas en colegios, hacer controles de perros para comprobar que cuentan con la documentación en regla, denunciar casos de abandono y maltrato animal, mediación en conflictos por molestias causadas por animales domésticos, recogida de animales abandonados en la vía pública y colaboración con la protectora de Burjassot.

derecho animal

La UPAN de Burjassot defiende los derechos de los animales.

Esta unidad se creó gracias a la iniciativa de la inspectora Araceli, pero también gracias a la colaboración del Ayuntamiento que además, ahora, cuenta con una concejalía de Bienestar Animal, dirigida por la abogada Olga Camps, experta en derecho animal.

De hecho, como nos explica Araceli, “la unidad funciona tan bien porque podemos realizar un trabajo en equipo, respaldado por la concejalía. Igualmente, cuando desde la policía ponemos una denuncia, contamos con defensa legal, lo que es fundamental para que las denuncias se conviertan en sentencias condenatorias”.

Otro factor muy importante del éxito de esta unidad es el convenio de colaboración con la Sociedad Protectora de Animales de Burjassot, algo que no tienen otras unidades de protección animal y que asegura la recogida ética de los animales abandonados.

También desde UPAN se lleva un control y seguimiento exhaustivo de los casos de abandono.  De hecho, cuando un ciudadano encuentra un animal abandonado, debe firmar una declaración jurada de dónde y cómo lo ha encontrado, en la que se le indica que el abandono de animales es un delito. Si no se puede localizar a los responsables, se entrega a la protectora, pero cuando aparecen los responsables y el animal no lleva chip, se les da un plazo de 10 días para ponerle el chip y esto no ocurre, se les denuncia.

Todo ello forma parte del protocolo de actuación de esta unidad en la que participan seis agentes, preparados para hacer cumplir la ley de protección de los animales.

derecho animal

Perro rescatado por la UPAN de Burjassot.

La UPAN lleva a cabo también una importante labor de concienciación en los centros educativos de Burjassot, donde Araceli imparte la charla Animales de Compañía: Cuidados y Obligaciones, a los alumnos de 4º de primaria. Se trata de unas charlas en las que se educa a los niños en el respeto a los animales y se les conciencia acerca de temas como las funciones de la UPAN, la tenencia responsable de animales, los cuidados que requieren los animales de compañía, la desmitificación de los perros potencialmente peligrosos, los circos sin animales o el maltrato que sufren los animales en las fiestas taurinas, entre otros temas.

La UPAN realizó en 2016,  50 controles de animales y más de 500 intervenciones con animales como casos de maltrato, abandono y molestias vecinales. Y aunque todavía falta más concienciación social e implicación en estos casos y también más personal en la unidades policiales de protección animal, para Araceli, el balance de estos siete años de funcionamiento de UPAN ha sido positivo.

“Desde que existe la unidad cada vez hay más denuncias porque los ciudadanos ven que  solucionamos sus problemas y que en Burjassot velamos por los derechos de los animales, algo que cada día nos exige más la sociedad. Y también es fundamental que detrás de cada denuncia haya un abogado, como en Burjassot, para que los casos tengan éxito y no se archiven”, manifiesta.

Araceli anima a los ciudadanos a llamar a la policía en cuanto detecten cualquier posible caso de abandono o maltrato o cualquier molestia causada por un animal.

En Burjassot, el teléfono de la policía local es el 96 364 21 25.

Así que, ya sabes, ante cualquier caso de abandono o maltrato animal, no lo dudes, la policía de Burjassot hará su trabajo de manera profesional y velará por los derechos de los animales.