El pasado 14 de febrero, el Congreso aprobó por unanimidad modificar el Código Civil para que todos los animales sean considerados seres vivos dotados de sensibilidad. Un hecho, que como nos explica Chesús Yuste, coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA), “tendrá un gran impacto en toda la legislación estatal. Los derechos de los animales se han hecho un hueco en las agendas de los políticos y comenzamos a tener herramientas para seguir trabajando para protegerlos”.

Uno de los impactos más importantes que tendrá esta modificación del Código Civil es que abre la puerta a futuras iniciativas, como la creación de una ley marco estatal de protección de los animales, que se viene demandando  desde hace tiempo. Además, en cuanto a los animales domésticos, el cambio en el Código Civil regulará aspectos como testamentos, divorcios o embargos, en los que los animales de compañía dejarán de ser considerados como cosas.

derechos de los animales

La enmienda transaccional fue aprobada por unanimidad.

Antecedentes:

El Observatorio de Justicia y Defensa  Animal inicia una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para reformar el Código Civil y que los animales dejen de ser considerados cosas.  Se recogen más de 258.000 firmas.

El grupo parlamentario Ciudadanos presenta una Proposición no de Ley para que los animales de compañía no sean considerados propiedades y no puedan ser embargados.

La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales  propone a los grupos parlamentarios presentar una enmienda a la proposición no de ley de Ciudadanos para que todos los animales sean considerados seres sintientes, no sólo los domésticos.

La Asociación consigue que presenten esta enmienda el PSOE, Unidos-Podemos (aunque con un texto más amplio), PDECat y Compromís. Además, Esquerra Republicana y PNV, aunque no presentan la enmienda porque contar con su propio Código Civil, aseguran que votarán a favor. De esta manera, antes de comenzar el debate, ya se contaba con la mayoría absoluta de la Cámara a favor de reconocer a todos los animales como seres sintientes.

Finalmente, tras las negociaciones con el PP, el Pleno del Congreso de los Diputados aprueba por unanimidad la enmienda transaccional que recoge dos puntos:

  1. Promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil distinta a las ya previstas, referida a los animales, donde se les defina como seres vivos dotados de sensibilidad.
  2. Promover las reformas legales necesarias para que los animales de compañía no puedan ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial.