Un animal exótico no es una mascota. El animal sufre al no poder vivir en libertad en su hábitat y cuando es abandonado de manera irresponsable puede causar graves daños a nuestro entorno. Así de claro nos lo han dejado en el  Centro de Recuperación de Fauna La Granja de El Saler, perteneciente a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat, que cumple la doble función de recuperación y conservación de fauna autóctona.

Nos encontramos en el momento del año en el que se abandonan más animales: las vacaciones de verano. Y no sólo gatos y perros, también se abandonan animales exóticos, adquiridos de manera irresponsable y que, por supuesto, no se adaptan a vivir en una casa. Hemos estado hablando con los responsables de La Granja de El Saler y nos han contado cómo realizan su trabajo de recuperación, es decir, de recoger, sanar y devolver a su hábitat a los animales salvajes autóctonos. Una labor que es muy importante que se conozca, ya que todos sabemos lo que hacer cuando encontramos un gato o un perro abandonado, pero ¿y si nos encontramos un pájaro herido o una tortuga, una ardilla o cualquier otro animal herido no doméstico?

4

Crías de erizo en la instalación de recuperación de La Granja de El Saler.

Lo que hay que hacer es llamar al Centro de Recuperación La Granja de El Saler (Tlf: 963868025), o al 112 para que contacten con el Centro y envíen un profesional a recoger al animal, en el caso de que sea autóctono. Pero ¿qué pasa si el animal encontrado no es autóctono? Aunque existen centros especializados en recuperación de animales exóticos, el abandono incontrolado de este tipo de animales supone un gran problema para el medio ambiente y un gran sufrimiento y triste final para los animales.

Por ello, desde La Granja de El Saler insisten en la responsabilidad antes de adoptar o comprar una mascota o compañero de vida animal.

Los veterinarios del Centro, Cristóbal y Chema, nos explican que “no todos los animales se pueden tener en una casa. Antes de adoptar, hay que consultar con el veterinario para saber qué tipo de animal doméstico podemos adoptar, según nuestro estilo de vida.  Y desde luego, un animal exótico nunca se puede tener en una casa porque sufre al no estar en su hábitat, y cuando las personas se cansan de él y lo abandonan, puede causar graves problemas medioambientales, además del triste final que le espera al animal”.

La sociedad debe saber que una tortuga no es un animal doméstico. En La Granja hemos podido ver grandes cantidades de tortugas de agua que en su día se compraron pequeñas para satisfacer las ganas de un niño de tener un animal en casa, pero que han crecido, ya no es tan graciosa ni tan fácil de alimentar y cuidar, y han acabado siendo abandonadas.

tortuga ok

Trachemys scripta, especie exótica invasora. Este galápago no es un animal doméstico y no debe tenerse como mascota.

Como nos comentan los veterinarios, “la tortuga de Florida es la que más problemas está causando en el medio natural debido a la irresponsabilidad de personas que las compran sin conocer sus características. Son tortugas muy voraces, que se pueden llegar a comer a un pato, así que no podemos liberarlas en nuestro hábitat y tampoco se pueden devolver a sus países de origen. Si tienen suerte, pasarán el resto de sus días en nuestras cubas junto con otras muchas tortugas de su especie. Una vida de sufrimiento para un animal que debería vivir en libertad”.

Las cotorras, los mapaches, los cerdos vietnamitas, los camaleones, serpientes  y reptiles en general, animales que está muy de moda adoptar, no son animales domésticos y además, los humanos que los adquieren si siquiera saben cuidarlos. Estos animales, como todos, merecen una vida digna, en su hábitat y no en entornos reducidos y en condiciones no aptas para su desarrollo como animales. Además, suponen un grave problema para la salud pública y un riesgo para el medio ambiente.

3

Administración de suero a una gaviota reidora intoxicada. En La Granja de El Saler, cuidan de estos animales heridos.

Por ello, desde La Granja de El Saler, recuerdan que antes de adoptar una mascota se han de tener en cuenta varios factores:

-Consulta con tu veterinario cuál sería el animal adecuado para ti, según tu estilo de vida.

-No todos los animales son domésticos.

-Comprar y poseer un animal autóctono es delito.

-Comprar y poseer un animal exótico invasor, está prohibido.

-Los animales exóticos sufren si viven en espacios reducidos y además, pueden suponer un problema para la salud pública y el medio ambiente.

Y mientras el ser humano aprende a respetar a los animales como ellos se merecen, contamos con centros como La Granja de El Saler, donde hacen un estupendo trabajo de recuperación de nuestra fauna autóctona. Un trabajo que en 2015 les llevó a recuperar 4.306 animales. De ellos, 3.274 fueron de fauna salvaje autóctona, 463 ejemplares de especies amenazadas (autóctonas) nacidos en el marco de programas de cría en cautividad, y 569 ingresos de especies exóticas.

Puedes descargarte la memoria de la actividad del año 2015 de este centro que se dedica a cuidar de nuestra fauna autóctona a través de este enlace.