La formación de todos los profesionales que trabajan por los derechos de los animales es fundamental si queremos que cada día haya más denuncias por maltrato y abandono y, desde luego, si queremos que esas denuncias acaben en sentencias condenatorias.

La policía local es la encargada de hacer cumplir la ley sobre animales, ya que la protección de los animales de compañía pertenece a los ayuntamientos. Por ello, la formación de los agentes de la policía local es de vital importancia para que las denuncias por maltrato animal tengan éxito.

En las localidades de Murcia, Mazarrón, Águilas, San Javier, Molina de Segura y Alcantarilla, 26 agentes de la policía local de estos ayuntamientos han recibido un curso sobre legislación y actuación en casos de maltrato animal, organizado por la Escuela de Formación e Innovación de la Administración Pública (EFIAP), que ha impartido Raquel López, abogada especializada en Derecho Animal, del despacho de DeAnimals.

Se trata de una acción formativa que se ha realizado por primera vez en la Región de Murcia, en el marco del programa de formación de Policías Locales de la Comunidad, y que según nos explica Raquel López, “ha sido un éxito por la implicación y las ganas de aprender de los agentes que han asistido al curso”.

derecho animal

Loa agentes se han formado en legislación nacional, autonómica y local en materia de abandono y maltrato animal, mediante sesiones presenciales celebradas en el Centro de Participación Ciudadana de Alcantarilla, además de trabajo online,  a través de una plataforma de teleformación.

Los participantes también han estudiado protocolos de legislación de protección animal y la reforma del Código Penal, que entró en vigor el 1 de julio de 2015, y que endureció las sanciones a las conductas en las que se maltrata a los animales, del mismo modo que tipificó el abandono como delito.

Gracias al éxito de esta formación, desde la Dirección General de Función Pública y Calidad de los Servicios de la Región de Murcia se prevé, en 2018, incorporar nuevas acciones formativas sobre Derecho Animal, tanto para la Policía Local como para el resto de personal empleado público de ayuntamientos y administración regional.

Una iniciativa que esperamos que copien otras comunidades autónomas y municipios, ya que de la formación de los agentes de la policía local depende que las llamadas de los ciudadanos para alertar sobre un posible caso de maltrato animal puedan llegar a convertirse en denuncias y, posteriormente, en condenas.