Los animales no tiene voz, pero sí derechos y, ahora, también, una asociación de abogados comprometidos con hacer cumplir las leyes de bienestar animal y que los derechos de los animales sean reales.

Se trata de  la asociación Abogados Valencianos en Defensa Animal (Avada), que surge a partir de la sección de Derecho Animal del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV).

Hemos hablado con su presidenta, Amparo Requena, que nos ha explicado el objetivo de esta nueva asociación que defenderá los derechos de los animales.

Desde estas líneas, Amparo hace un llamamiento para que se unan muchos abogados a esta nueva asociación para que los animales tengan una posibilidad real de ser defendidos.

  • Amparo, ¿cómo surge la idea de crear esta asociación?

Hacer cumplir las leyes que protegen a los animales requiere de  abogados formados, sensibilizados y entregados, que quieran dedicar parte de su tiempo, de manera altruista, a llevar un procedimiento de este tipo.

A raíz de crear  y empezar a trabajar en la sección de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Valencia, los abogados que la integramos nos dimos cuenta de que la mayor parte del maltrato se produce sobre todo en los animales abandonados,  que llegan a las protectoras o los q les produce su mismo propietario..

Pero las protectoras no tienen medios para poder denunciar ni para poder ser la acusación, con lo que en la mayoría de los casos, se deriva por la vía administrativa y el maltrato por la vía penal se archiva.

Así que vimos que si no nos presentamos nosotros como acusación, las denuncias por maltrato animal tienen un poco recorrido legal. 

Además, a las protectoras llegan muchos casos  que son más delicados como por ejemplo las peleas de perros o de gallos, en los que será mucho más eficaz que la acusación sea una asociación de abogados especialistas que una protectora.

-¿Cuántos profesionales integran ahora la asociación?

La asociación arranca con nueve compañeros. (M. Luisa Sierra, Raquel Ros, Felipe del Baño, Olga Camps, Ana Cal, Lorena Zanón, Lourdes Ventura, Ana Simarro y yo).

Aunque en  la sección de Derecho Animal hay cerca de 300 abogados inscritos, no todos están en activo, aunque sí interesados en la defensa de los animales.

El Derecho Animal es bastante nuevo y además, como generalmente se ejerce sobre animales abandonados, el trabajo, en la mayoría de los casos, es altruista. Porque claro, los animales no pueden pagar un procedimiento y las protectoras, tampoco.

Por eso, desde Avada animamos a que se sumen a nuestra asociación cuántos más abogados, procuradores y veterinarios, porque cuantos más seamos, más casos podremos atender.

Quiero aclarar que estar en la asociación nos va a quitar demasiado tiempo. Cuando llega un caso, se expone en el grupo y lo lleva de manera voluntaria quien en ese momento tiene disponibilidad. Por eso, si somos muchos, podremos llegar a atender muchos más casos de maltrato y abandono animal.

Presentación de Avada en el Colegio de Abogados de Valencia
  • Quizá sería interesante que hubiese abogados en el turno de oficio especializados en Derecho Animal

Efectivamente, sería interesante poder activar un turno de oficio especializado en Derecho Animal porque aunque es un  Derecho  transversal y toca penal, civil administrativo,  mercantil y otros, se trata de un Derecho nuevo en el que hay que tener una verdadera especialización y formación.

Ojalá no tuviera que existir está asociación ni tampoco las protectoras, pero lo cierto es que la realidad es la que es y por eso hemos visto conveniente crear esta asociación sin ánimo de lucro.

-¿Cuál va ser el funcionamiento de la asociación?

Nuestra función va a ser la de asesorar a las protectoras de animales cuando detecten un caso de maltrato animal real o cuando les llegue el aviso por parte de un particular.

Por eso, es muy importante que las persona no miren hacia otro lado cuando ven un posible caso de abandono o maltrato, y contacten con la protectora de su municipio y con policía, pero sobre todo, que antes hagan acopio de todas las pruebas que sea posible como fotos, vídeos, geolocalización de los animales…

Con todas las pruebas, la protectora puede contactar con Avada a través del correo electrónico de la sección de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Valencia para que nos llegue la información y ser nosotros ya los que veamos la posibilidad de denunciarlo

  • Veo que en vuestra tarea tenemos que implicarnos todos y también, por ello, otros dos colegios profesionales se os han unido a este proyecto

Efectivamente, es importante que las personas sepan lo que deben hacer y que acudan a las protectoras y denuncien. Las protectoras de animales también deben implicarse con la asociación porque necesitamos su colaboración y trabajar todos juntos. También es importante que el personal de las protectoras esté formado para poder detectar un verdadero maltrato y que los casos nos lleguen reales.

Quiero destacar también que este proyecto no hubiera sido posible sin la colaboración del Ilustre Colegio de Procuradores de los Tribunales de Valencia (ICPV) y del Ilustre Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV). Las juntas directivas de estos colegios entendieron que esta asociación es necesaria y varios  profesionales de ambos colegios colaboran con la asociación.

  • La concienciación también es importante porque lo ideal es que algún día no haya abandono ni maltrato animal

Eso sería lo ideal. La realidad hoy en día es la que es y por eso, Avada es un proyecto  necesario. Realmente, lo que nos gustaría es que nuestra existencia tenga  un efecto disuasorio para el maltratador y la persona que abandona a los animales. Que sepan que ahora los animales ya tienen abogados que los van a defender, abogados que van a trabajar de manera altruista por esos animales y que estos delitos no van a quedar impunes.

También desde la asociación queremos hacer una labor de concienciación. La ciudadanía tiene el poder para elegir políticos concienciados con la defensa de los animales. En los Ayuntamientos donde no se tenga esta conciencia y se detecte cualquier infracción, podemos presentar una queja por registro de entrada. Cuando haya muchas,  se les puede exigir responsabilidades.

Es mucho lo que podemos hacer todos y cada uno de nosotros. Y desde luego, también la Administración, el principal responsable de hacer cumplir las leyes de bienestar animal.